Partido Socialista Libre Federación

Elecciones municipales. Los Ayuntamientos no son la segunda vuelta

Elecciones municipales. Los Ayuntamientos no son la segunda vuelta

Carlos Martinez secretario general del PSLF

Los municipios, se diga lo que se diga siguen siendo la administración más minusvalorada por las otras administraciones del estado y las cúpulas partidarias. Estamos hartos de decir que es la administración más cercana a la ciudadanía y la que más le afecta en su vida cotidiana, la vida digna o movilidad así como a la hora de recibir atención social, cultural, deportiva, defensa del medio ambiente. Pero nada.

De hecho para los partidos del arco parlamentario las elecciones municipales se las toman como algo menor y las Comunidades Autónomas como si fueran administraciones subsidiarias de ellas o un filón donde robar competencias y fondos. Los bancos como una fuente de dinero mediante intereses de usura; los ayuntamientos mediante las leyes Montoro del gobierno Rajoy  han pagado una parte importante del rescate bancario. Las grandes empresas multinacionales, las eléctricas o del ladrillo como un nicho de negocio y de destrucción de territorio en beneficio propio y en toda esa pirámide de politiquillos autonómicos, grandes empresarios corruptores o aprovechados, compañías eléctricas, fondos buitre y especuladores turísticos o  bancos usureros: las ciudadanas y ciudadanos son lo último. De hecho y con un ejemplo muy cotidiano, pasear por nuestras ciudades se ha convertido en algo peligroso y en los centros más, pues hay que ir esquivando patinetes y bicicletas conducidos por maleducados violentos, (En la ciudad de Málaga por ejemplo los carriles bici son inutilizados sistemáticamente por muchos ciclistas domingueros y el nuevo negocio multinacional, los patinetes).

La vivienda sometida a una especulación que nadie frena e ignorado un derecho básico como el de tener un techo digno que se deja en manos del libre mercado, es otro drama a resolver y son los municipios con voluntad politica para hacerlo los llamados a abordar ese grave problema, esa grave injusticia, ese gran robo frente al que nadie reacciona desde el poder. En los ayuntamientos del mundo rural más deprimido el problema es la ausencia de futuro para sus jóvenes –pues escasean más las colocaciones de camareros-, así como el cierre de escuelas, consultorios médicos y el ataque constante a la agricultura que supone la PAC o los bajísimos precios que imponen los mayoristas y almacenes.

La realidad es QUE NADIE PROTEGE A LAS CIUDADANAS Y LOS CIUDADANOS. Sin embargo en los ayuntamientos no han habido las respuestas que nos merecemos ni las revueltas que merecen, porqué mal financiados y sufriendo los entes locales la hostilidad impulsada y financiada por medios corporativos, patronales e intereses, no ha habido la reacción que era menester. Han caído en demasiadas ocasiones en manos de personas muy mal preparadas para la acción municipal unas veces impuestas por los aparatos caciquiles provinciales de los partidos mayores –todos- o por ricos locales, o de la presión patronal y se muestran únicamente preocupados por lo superficial. Cuando hablo de mala preparación no me refiero al nivel de estudios, me refiero a la coherencia politica, la ética y la voluntad de servir y no de colocarse. Conozco a una candidata de un municipio a la que el candidato de otro partido rival y caciquil, le recriminó que si ella era maestra y tenía plaza, para que se presentaba a las elecciones si ya tenía trabajo. Esa es la muestra de tanta y tanto zote metido a gobernar y con qué facilidad a consecuencia de ello, los especuladores, los fondos de inversión, los bancos y las patronales son los auténticos amos de nuestros pueblos y ciudades. Si son turísticos, ya para que hablar.

Es por eso que la politica municipal merece una reflexión seria. En primer lugar hablamos de hacer politica. De defender la igualdad real entre hombres y mujeres y liquidar el terrorismo machista y la brecha salarial. Los ayuntamientos son Estado y tienen derecho a la autonomía local, hurtada y malversada por autonomías e instituciones. Deben pasar a ser gobiernos locales. Ser edil es algo muy importante y de mucha responsabilidad sobre todo para la ciudadanía local. La ideología es determinante; la moda de partidos que afirman ser de izquierdas de poner a personas muy moderadas cuando no de derechas para obtener la alcaldía en lugar de personas de principios sólidos en sus ideas y dispuestas a trabajar por la igualdad, ya es toda una declaración de principios, o bien de falta de ellos.

Los ayuntamientos españoles llevan unos años practicando políticas neoliberales, privatizando y gestionando en favor de grandes consorcios privados del agua, la basura, la gestión, incluso las actividades deportivas y ahora los cementerios. Años de hierro del municipalismo español, con casos de corrupción y control de las ciudades e incluso pueblos por parte de constructores,  grandes empresarios y grandes superficies. Ciudades grandes y pequeñas concebidas solo en beneficio del vehículo privado, el machismo urbano y la especulación. Esa es la herencia que hay que revertir. El PP en los años de sus mayorías absolutas hipotecó a los municipios mediante contratos leoninos con las grandes empresas privadas de servicios y lo privatizó todo. Incluso bancos y constructoras han inventado secciones empresariales municipales para meter la mano en la caja local. Pero es que gran cantidad de alcaldes del PSOE hicieron algo muy parecido y más donde mayor poder acumulaban. Pero, ayuntamientos del cambio no ha revertido la situación.

Por tanto la clave del endeudamiento local, son los contratos leoninos con grandes empresas que depredan el sector. Ese y no otros.

Ante todo esto hay que reivindicar un socialismo local que haga otras políticas. Re-municipalice y rescate concesiones. Consiga mayor autonomía local y entre todas y todos logremos que nuestros municipios tengan la capacidad de gobernar y cumplir sus programas, pero para ello necesitan recuperar competencias y financiación. El federalismo, la libre federación, tiene base local, municipal y el ayuntamiento es el engranaje imprescindible de la libre federación y los derechos de la clase trabajadora y de los pueblos. El sentido común nos dice, primero que no hay que duplicar servicios y administraciones y segundo que cada cual debe ejecutar las competencias que son naturales a sus vecindarios, territorio y demanda ciudadana. Luego el papel de los municipios debe ser mucho mayor y más importante, además eso será una garantía democrática. A la hora de votar, además de ver en los programas asuntos de servicios sociales, acerados y zonas verdes hay que comprobar quien le da un sentido político a su programa, quien exige competencias y funciones, quien denuncia injusticias y atropellos, quien reclama gobierno local. Esa es la candidatura de fiar. Donde el PSLF solo o en coalición se presente, tienes una candiatura en la que confiar, con un proyecto nuevo y diferente, lejos de las cúpulas partidarias y las personas del sistema corrupto. 

  • May 9, 2019, 11:32 a.m.

Post relacionados

En noticias

semanario 107

April 23, 2019, 10:31 a.m.

En que-izquierda-necesita-el-pueblo

La investidura

July 11, 2019, 11:35 a.m.