Partido Socialista Libre Federación

¿Todo por la OTAN?

ependiente nº 460, jueves 2 de junio, 2022

http://elespacioindependiente.wordpress.com/:f:info.espacio.independiente

 

¿Todo por la OTAN?

 ¡No pagaremos con la miseria la guerra de los capitalistas!

 

Con el Borbón a la cabeza, seguido por el Secretario General de la OTAN, el Gobierno ha seguido en la ofensiva de guerra en el este de Europa. Compromiso público y solemne que tuvo lugar en el acto celebrado en el Teatro Real, en el 40º aniversario de la vinculación a la OTAN; como decisión antidemocrática del gobierno de la UCD, más tarde rematada con falsedad por el gobierno de Felipe González, que después de ganar las elecciones de Octubre del 82 prometiendo la salida de la Alianza y la creación de 800.000 puestos de trabajo, ratificó la permanencia mediante un referéndum trampa.

En Madrid, se preparan los amos del mundo, señores de la guerra, para acelerar en su estrategia de guerra (para los próximos 10 años) contra los trabajadores y pueblos del mundo. Detrás del Borbón, y como el mejor servidor de la Corte de la corrupción, el presidente del Gobierno vino a establecer el altísimo precio de dicha política de destrucción, de guerra y desigualdad; y quiénes deben pagarla. Reiterándose en justificar lo injustificable, que no es otra cosa que la misma “necesidad” de vincularse a la guerra imperialista y sus fatales consecuencias: “es imprescindible reforzar las capacidades de disuasión, aunque tenga un alto coste económico”. El costo económico de la guerra, como el de las sanciones económicas establecidas por la Unión Europea contra la Federación rusa no se están pagando de otra manera sino con la devaluación de los salarios y pensiones, impuesta por la subida generalizada de los precios, con la destrucción económica y de los servicios sociales, como es el caso de la sanidad pública y los servicios públicos en general.

Los ministros y ministras que preparan la privatización de las pensiones, el “Pacto de Rentas”, que se empeñan en el mantenimiento de la Ley Mordaza e insisten en los planes de desahucio…, no dudaron en ponerse de gala para celebrar el aniversario de la OTAN con tambores de guerra. La ceremonia no contó con la asistencia los ministros de Unidas Podemos, que alegaron diversos motivos de enfermedad o de agenda oficial; en el mismo momento que los portavoces de Podemos aludían a la no presencia de sus ministros por el hecho de que los actos de la cumbre, como los del Teatro Real, no habían sido sacados a concurso público sino contratados a dedo, es decir, de forma prevaricadora, por un importe de 37 millones de euros. En anterior rueda de prensa los representantes de Podemos declararon que “la conclusión no puede pasar por que España tiene que multiplicar sus gastos militares”. Justificación de cara a la militancia que no resuelve problema alguno.

La arquitectura y la necesidad de la explotación capitalista se ha venido vendiendo en las últimas décadas como la globalización necesaria, siempre bajo la idealización del neoliberalismo; arquitectura basada en la sobreestimación del mercado mundial de productos y capitales. Arquitectura que se está viniendo abajo con las operaciones que se derivan del conflicto de guerra, que dinamita el mercado y las mismas relaciones económicas y financieras. Dividiendo de hecho a Europa y el mundo en dos bloques económicos enfrentados por las sanciones de todo tipo, con la requisa de depósitos de capitales por los bancos centrales al servicio de la Reserva norteamericana; dividiendo el mundo en frentes de guerra. Es muy general en nuestros días el ocultamiento de la relación entre las medidas económicas y las políticas, como si los gastos militares no resultasen de la prolongación de todas aquellas políticas económicas dictadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que son seguidas por los bloques económicos en general, y que favorecen la sobreexplotación y el subconsumo.

 Cierto es que el conjunto de actos relativos a la complicidad con la OTAN y su coste, fueron aprobados por el Consejo de ministros del que forman parte los ministros de Unidas Podemos. Entre la política de guerra, que el gobierno promueve, empujado por la OTAN, y las políticas de paz hay una clara línea de separación que no puede ser burlada con pequeñas maniobras para justificar la ausencia en los actos programados, mientras votan de forma irresponsable a favor de gastos militares y por políticas que no pueden sino ser entendidas como medidas de guerra. El ministro Alberto Garzón, responsable de Izquierda Unida, dice en sus mensajes que la Alianza es una “organización de terrorismo legal”, pero en las ruedas de prensa del Gobierno habla, sin embargo, de que su ausencia de los actos está motivada por simples problemas de agenda, cuando ni siquiera había sido invitado a participar, como también sucedió con la ministra del pacto social Yolanda Díaz.

Una política de defensa de los intereses materiales y morales de la mayoría social no puede sino poner en cuestión la política de guerra, oponiendo la más férrea resistencia a la ofensiva del capital en crisis que busca que sean los trabajadores y los pueblos del mundo quienes paguen las fatales consecuencias de su caos económico y social: ¡No pagaremos con la miseria y la recesión la guerra de los capitalistas!

Las Cortes deberán decidir acerca de la tramitación urgente de la adhesión a la OTAN propuesta por Finlandia y Suecia, como ocasión para derrotar los planes de guerra por parte los representantes de la mayoría social, que reflejan de manera deformada a la mayoría que grita contra la guerra y la OTAN y sus consecuencias. Recordemos -una vez más- que la estabilidad política del Gobierno monárquico y proimperialista de Sánchez depende de partidos que ponen en cuestión la política de guerra y el sometimiento a la OTAN.

Lo cierto es que el dilema entre cañones y mantequilla se vuelve a plantear con toda su crudeza en el gobierno de Sánchez. El militarismo supone un gasto mundial de 2,1 billones de dólares, en detrimento siempre de los gastos sociales. Las grandes potencias no solo gastan miles de millones en la industria de guerra, sino que obligan a los países más dependientes a la compra masiva de las armas que ellos fabrican. Según datos oficiales, los EEUU gastan 800.000 millones de dólares, China 293.000, y Rusia 66.000 millones. Cifras anteriores a la carrera armamentista desatada con la guerra de Ucrania, que ha sido aprovechada por la OTAN para imponer nuevos gastos en armas a todos sus aliados.

La oposición al armamentismo y la guerra es inseparable de la lucha contra el poder político y económico de los amos del mundo, que son los auténticos señores de la guerra. De nuevo, toda la situación mundial viene marcada por la destrucción de bienes sociales, y como consecuencia de ello la situación de los diversos países gira en torno a las políticas de austeridad contra las rentas del trabajo a favor siempre de las rentas del capital.

Para finales del mes de junio, está convocada en Madrid tanto la Cumbre de la OTAN como expresiones varias de oposición, como la contracumbre y las conferencias por la paz que se anuncian. En un momento político tan especial no caben ausencias por motivos de “enfermedad” o de “agenda”. Los ministros de Sánchez, sean del partido que sean, y los dirigentes sindicales y políticos de la izquierda en general no pueden desperdiciar la ocasión de mostrar sus verdaderas intenciones, de forma que deben decidir seriamente entre la lucha por la paz o la contribución a la guerra.

La unidad de acción de todos los partidarios de la democracia y de la paz ante la Cumbre de Madrid debe concitar y facilitar el reagrupamiento de las corrientes y militantes que se oponen a las medidas de guerra de la OTAN contra Rusia y China, por una solución democrática para el pueblo ucraniano basado en su derecho a decidir libremente sobre su futuro.

La movilización contra la guerra es inseparable de la lucha contra la miseria 

  • June 2, 2022, 11:16 a.m.

Post relacionados

En comunicados-y-llamamientos-del-partido

Moción que proponemos se presente e impulse en los ayuntamientos

May 7, 2020, 10:23 a.m.

En agricultura

LA VIOLENCIA DE CLASE Y LA LUCHA

Feb. 11, 2020, 7:49 p.m.

En educacion

NO A LA LOMLOE, NO A LA LOMCE

Nov. 7, 2020, 1:24 p.m.