Partido Socialista Libre Federación

El gobierno de Sánchez se separa de su base social y política

El gobierno de Sánchez se separa de su base social y política

El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha subido un 3% en el mes de marzo en relación con el mes anterior, con lo que la tasa interanual de la inflación se eleva hasta el 9,8% (oficialmente). En realidad, la subida es aún mayor, dada la técnica de elaboración del IPC, que no se realiza partir de los precios de la cesta de la compra, ni de los productos básicos, sino de todas las compras-ventas realizadas en un periodo de tiempo. En su comparecencia de ayer ante el Congreso de los diputados, el presidente Sánchez no dudó de culpar a Putin y su guerra de la forma en la que se han disparado los precios, pero todos sabemos que no es verdad. Los precios se vienen multiplicando desde hace tiempo, sin que el gobierno tome medidas serias desde hace un año, como consecuencia del estancamiento económico que las grandes empresas tratan de resolver en su provecho con el alza incontrolado de los precios, como hemos visto con la subida del precio de la luz, de los combustibles, de los alquileres...

Cuando se conozca el impacto que sobre la especulación tiene la prolongación de la guerra de Ucrania y el desplazamiento de millones de refugiados -a lo que hay que sumar la misma huelga de transportistas-, el índice de precios no puede sino resultar un atentado para los sectores obreros y populares. Estos, por mor de los pactos sociales que promueve la Moncloa en favor de la patronal, no pueden defenderse del alza de los precios con salarios y pensiones congeladas al 1,5-2% por indicación imperativa de la Unión Europea, que utiliza al gobierno español para repartir a las grandes empresas 140.000 millones de euros, mientras se combaten de frente las rentas del trabajo. Recordemos que una cantidad similar de dinero público se prestó a los bancos que estaban en quiebra en la crisis financiera de 2008, sin que los banqueros la hayan devuelto, ni el gobierno de turno lo exija, cuando reparten importantes dividendos entre sus accionistas.

La crisis económica y financiera del 2008, que nunca se dio por acabada, más los dos años de ajuste de la pandemia del coronavirus, y ahora la política de guerra imperialista amenaza con crear las bases de una situación general de crisis política. Y España, como eslabón débil de la cadena imperialista, se ve afectada en grado sumo por el estancamiento económico y la multiplicación de la carestía de la vida.

La incapacidad del Gobierno para establecer medidas eficaces que frenen la especulación y la miseria obrera y popular ha venido a provocar una importante modificación de las relaciones con sus bases sociales, y las de sus aliados de gobierno y de la mayoría en Cortes, de forma que quienes ayer mismo se resignaban a las políticas del gobierno, hoy están dispuestas a combatirlas de cara.

Por si este trasfondo económico de crisis generalizada no fuera suficiente para minar las relaciones políticas y de poder, la decisión de Sánchez de someterse a los mandatos de los EEUU, colocándose al servicio de la monarquía marroquí, contra las aspiraciones a la independencia nacional del pueblo saharaui, ha venido a servir de efecto de aquella gota que desborda el vaso.

El Congreso de los diputados mostró ayer mismo, tanto en el hemiciclo como en la calle, que las relaciones de la mayoría política y el Gobierno emprendía un giro inesperado. Hasta trece grupos parlamentarios habían reclamado solicitudes de comparecencia de Pedro Sánchez para que dé cuenta de sus manifestaciones bonapartistas sobre el Sahara, tratando de elevarse artificialmente por encima de su partido y de su propio gobierno. Maniobra que acaba por romper con todos los compromisos políticos y sociales adquiridos por estos desde su constitución como gobierno, apoyado en una mayoría política que se reclama de la democracia política. La unanimidad del Congreso mostró, por motivos diferentes, su rechazo al vasallaje de Sánchez ante el mandato de los EEUU sobre el norte de África, y la decisión del imperio de convertir al ejército marroquí en gendarme de la zona de alta conflictividad, proponiendo la instalación cerca de Melilla de una base militar del Estado de Israel. Esas son las claves que han llevado al presidente de la corona española a mantener una postura ilegal respecto al derecho internacional establecido por la ONU y por los mismos tribunales internacionales. Situación de ilegalidad que mantiene el Estado español desde que se firmaron en secreto los Acuerdos de Madrid, por los que se entregaba al Sahara a Marruecos a cambio de la explotación de sus recursos por las potencias imperialistas interesadas.

Por encima de las maniobras de unos y otros, es una evidencia que este Gobierno está en abierta contradicción con la mayoría que echó a Rajoy del gobierno y que le permitió llegar a la Moncloa, es decir,  está en abierta contradicción con su base política de sostenimiento, de la misma manera que está en contradicción con la mayoría social de trabajadores y pensionistas, de jóvenes y mujeres, de los pueblos  que aspiran a un Gobierno que rompa con los intereses de una minoría que todo lo tiene en su poder a través del régimen de la Monarquía.

Los consensos que dieron lugar a la Constitución del 78 dependen en lo fundamental de lo que suceda en el seno del PSOE y de Unidas Podemos. El nuevo dirigente del PP, el Sr. Núñez Feijóo (salido de la explotación partidista de la economía sumergida de Galicia), victorioso del golpe de estado perpetrado en el PP contra Casado, venía a reconocer que el Gobierno de Sánchez se encuentra en “estado de colapso”... “Nunca he visto a un gobierno tan autista, que comete error tras error y desde la soberbia”.

Ya vemos, por los acontecimientos, cómo la guerra imperialista lo trastoca todo. Lo cual exige redoblar todos los esfuerzos en la lucha democrática y social en defensa de la misma humanidad, que es la que en última instancia se encuentra en peligro.

De ESPACIO INDEPENDIENTE 31/03/2022

  • March 31, 2022, 2:23 p.m.

Post relacionados

En que-izquierda-necesita-el-pueblo

Parálisis de la vida sindical

Feb. 2, 2021, 12:08 p.m.

En comunicados-y-llamamientos-del-partido

Candidaturas municipalistas  por las reivindicaciones y aspiraciones De las trabajadoras, trabajado

March 13, 2019, 8:21 a.m.