Partido Socialista Libre Federación

Pegasus: otra expresión del Estado policial.

Espacioindependiente nº 454, jueves 21 de abril, 2022

(colectivo miembro del PSLF)

 

Pegasus: otra expresión del Estado policial.

No podemos olvidar que en la lucha contra la guerra “el enemigo está en casa”

 

De vez en cuando salta a primer plano de la actualidad política asuntos tan sucios como el espionaje político sistemático contra partidos y movimientos democráticos y nacionales de los pueblos, que ahora se centra en el sistema de espionaje Pegasus. Y ello viene aliñado con todo tipo de asuntos de corrupción política e institucional, que ahora se concentran en la estafa de las mascarillas y en las relaciones mafiosas   que dominan el negocio del fútbol desde sus más altas instancias. El Estado cloaca aparece de nuevo con toda su pestilencia.

La información que han dado los medios no tiene desperdicio. El sistema de espionaje del Gobierno ha estado infectando los móviles de los últimos cuatro presidentes catalanes y de la mayoría de dirigentes políticos y sociales que han reclamado el derecho a decidir mediante referéndum. El operativo espía opera mediante el envío a los teléfonos móviles de los afectados de mensajes trampa en formato SMS o Wasap. Un grupo de expertos en ciberseguridad de la universidad de Toronto (Canadá), que aparecen con la denominación de “Citizen Lab” acaba de denunciar, mediante un informe titulado “Catalangate”, el espionaje masivo llevado a cabo por los servicios de seguridad del Estado español contra todos los que se pusieron a la cabeza de la exigencia democrática del ejercicio del derecho de autodeterminación, reconocido por el derecho internacional y por las instituciones que así lo recogen en sus estatutos y resoluciones.

El informe “Catalangate” apunta al CNI, organismo que organiza el espionaje bajo dirección del Gobierno de turno, quien puede legalmente solicitar permiso al Tribunal Supremo, y que tiene por objetivo prevenir delitos como el terrorismo y actividades del crimen organizado. Pero en este caso, la ley se utiliza para interferir la actividad política democrática. Actividad que pasa por las cloacas del Estado, y que nada tiene que ver ni con la democracia ni con el supuesto “Estado de derecho” del que se reclama el Gobierno de coalición.

El espionaje político selectivo de lideres políticos y activistas democráticos exige que las Cortes Generales puedan discutir e investigar del asunto, y que el Gobierno asuma sus responsabilidades. Desde la Presidencia de la Generalidad catalana se exige, por ello, que la ministra de Defensa, Margarita Robles, -de quien depende el Centro Nacional de Inteligencia- comparezca en el Congreso para explicar el sabotaje a las expresiones de la lucha política democrática.

Con anterioridad a la noticia del espionaje sistemático que comentamos, varios partidos políticos, y en concreto Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), trataron, el pasado mes de septiembre, de que en el Congreso se aprobara la constitución de una comisión de investigación sobre espionaje de Estado a partidos políticos. Como en otras ocasiones, cuando se trata de desvelar la corrupción de las más altas magistraturas e instituciones, la mesa del Congreso, dominada por otra coalición del PSOE con PP y Vox, se opuso a que se supiese la verdad. Bloque sin principios democráticos, que une a los dirigentes del PSOE de forma continuada con el PP y VOX. Partidos estos últimos que, reclamándose del franquismo y de su continuidad monárquica, siguen avanzando en su operativo político para hacerse con el control directo del Gobierno, tal y como ha sucedido en Castilla y León con la constitución de un gobierno PP-VOX.

La política de guerra, que por mandato de la OTAN y de la Unión Europea ejecuta el Gobierno de Sánchez, tiene sus consecuencias inmediatas en los derechos de los trabajadores y los jóvenes. La miseria social avanza con la especulación de las grandes empresas, y el control de los salarios y pensiones no puede sino favorecer los planes del PP y VOX de hacerse con el gobierno. Encuestas, que se han conocido después de los resultados electorales en Castilla y León, ponen de manifiesto que se amplía la fuga de votos del PSOE y de Unidas Podemos a los partidos franquistas. Por ello el PP, a la vista de las encuestas de opinión sobre el voto de la población, prepara próximas elecciones autonómicas en Andalucía.

 Los dirigentes del PSOE y del Gobierno de coalición deben acabar con la duplicidad que constituye su política al servicio del Estado cloaca. De una parte, hablan de democracia, pero de otra, -y ésta es la clave de toda su actividad- abre el camino con su política antidemocrática y antisocial a los franquistas, permitiendo la corrupción sistémica y la represión policial contra el libre ejercicio de derechos políticos y sindicales.

Algunos de los diputados espiados, entre los que se encuentran independentistas -como es el caso del diputado vasco Jon Iñarritu-, han puesto en una frase el contenido de esta situación: “El Gobierno está tardando en aclarar este ataque masivo a la disidencia política y cesar a sus responsables inmediatamente

ERC, por su parte, amenaza por enésima vez al Gobierno con dejar de sostenerlo con sus políticas si no responde de forma democrática y transparente a la exigencia de la constitución de una Comisión de Investigación sobre el asunto del espionaje a partidos y movimientos sociales.

El Gobierno, que calla ante sus responsabilidades ocultando su complicidad con las ilegalidades del Estado policial, es el mismo gobierno que privatiza las pensiones y la sanidad y que realiza campaña con la OTAN por la guerra imperialista. El Gobierno de Sánchez es también el gobierno de la guerra. Por ello, después de la vergonzosa sesión de las Cortes para que el presidente ucraniano Zelenski, pudiera profundizar en su campaña internacional en favor de los intereses políticos y militares de los EEUU, Sánchez prepara viaje a Kiev para alimentar el conflicto que está causando muchas bajas, sobre todo entre la población civil; mostrando con ello la evidencia de los crímenes de guerra que se están cometiendo ante la parálisis de los organismos internacionales que se reclamen de la paz.

La oposición a la guerra entre grandes potencias que luchan por el control del mercado energético y de capitales es una cuestión de principios, que bajo ningún motivo se puede obviar. Sin olvidar en ningún momento que en la guerra que se desarrolla en Ucrania, como escenario de un conflicto internacional entre grandes empresas capitalistas y potencias, el enemigo principal está en casa. En nuestro caso, el enemigo principal es la política de guerra del Gobierno de coalición sometido a los planes militaristas y de destrucción social que persigue la OTAN y la Unión Europea.

Son numerosas las declaraciones sobre la guerra que circulan por todas partes. Se multiplican los manifiestos de todo tipo que solicitan la firma de ciudadanos para dirigirse a las instituciones nacionales y/o internacionales, exigiendo determinadas medidas. Pero, en dichos textos, echamos siempre de menos posicionamientos independientes de los intereses capitalistas que están en juego en la guerra de Ucrania, posicionamientos que expresen las reivindicaciones y aspiraciones de los trabajadores y pueblos.

Desde la lucha social y política de los trabajadores y pueblos de España para que los partidos y sindicatos que se reclamen de sus intereses y aspiraciones rompan con la monarquía, como sistema político heredero del franquismo que impide el derecho a decidir, hay que reclamar la soberanía de los pueblos, la República o Repúblicas, promoviendo la Consulta Popular Estatal “Monarquía o República” del próximo 14 de mayo.

  • April 21, 2022, 12:10 p.m.

Post relacionados

En noticias

14 DE ABRIL

April 14, 2019, 12:30 p.m.

En politica

¿”Gobierne quien gobierne” …?

July 19, 2019, 7:43 a.m.

En comunicados-y-llamamientos-del-partido

DECLARACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN REAL EN EXTREMADURA Y EL MEDIO RURAL

Jan. 30, 2020, 8:42 a.m.