Partido Socialista Libre Federación

Guerra de clanes en el PP

La crisis política se ha desplegado con toda su crudeza en la sede del PP en Génova, donde está instalado el franquismo más vergonzante. Las alianzas entre formaciones que añoran la dictadura e imitan el trumpismo está al fondo de la crisis aliñada con todo tipo de corruptelas institucionales.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid y su familia (comisionistas oscuros de la sanidad) ha logrado poner a la mayoría de los barones del PP a su lado; es decir, a favor del libre ejercicio de las corruptelas destinadas a que la casta política pueda enriquecerse en el disfrute del poder. Los barones autonómicos no han dudado en señalar la puerta de salida de Génova, primero a Egea (Secretario general), y detrás de él al mismo Casado, que se vendía como el valor de la regeneración imposible del PP. Han sido abandonados por todos los ejecutivos de la dirección. En pocos días, la dirección del PP renovada, elegida tras el hundimiento de Rajoy como un gran paso adelante, se ha evaporado y Alberto Núñez Feijoo (Presidente de la Comunidad Gallega) parece ser el señalado por los clanes y familias que dominan el terreno.

El conflicto no es solo una cuestión de un partido, que nunca funcionó como tal. Se trata, sin duda alguna, de uno de los pilares del régimen monárquico, un régimen al que dicen democrático, pero no lo es. Conjuntamente con el PSOE, el PP representa, en medio de sus debilidades, las esencias del consenso, del “atado y bien atado” de la herencia de la dictadura.

Días antes de la revuelta de los clanes del PP, una manifestación encabezada por patrones de las explotaciones ganaderas de Lorca (Murcia) acabó con el asalto -al modo trumpista- del ayuntamiento de la localidad, donde se pretendía debatir una moción limitando la distancia respecto al núcleo urbano de la instalación de las macrogranjas porcinas. Tanto PP como Vox encabezaron el asalto y más tarde votaron en contra de la moción. De la misma manera que las manifestaciones ante la sede del PP, responde a la exigencia de proteger la corrupción de forma descarada. Es decir, los acuerdos políticos e institucionales de PP-VOX son mucho más importantes que sus diferencias. El franquismo es su origen común y el trumpismo es para todos ellos su referente político actual. La guerra entre los calnes del PP tiene todavía un resultado imprevisible.

Espacio Independiente

  • Feb. 24, 2022, 6:18 p.m.

Post relacionados

En que-izquierda-necesita-el-pueblo

La investidura

July 11, 2019, 11:35 a.m.

En que-izquierda-necesita-el-pueblo

El 25 de Abril

April 25, 2020, 2:07 p.m.

En politica

¡El Gobierno debe abrir los archivos oficiales!

Dec. 30, 2021, 12:33 p.m.