Partido Socialista Libre Federación

Los crímenes masivos en la carretera de Málaga a Almería

Espacioindependiente nº 415, jueves 15 de julio, 2021 http://elespacioindependiente.wordpress.com/:f:info.espacio.independiente

 

Los crímenes masivos en la carretera de Málaga a Almería

La Memoria radica en la Verdad, la Justicia y la Reparación de los crímenes cometidos

El 18 de julio de 1936 aún no se ha cerrado como periodo de los crímenes del franquismo contra la paz de la Segunda República, de la guerra civil y la dictadura, de la monarquía. Crímenes contra la humanidad, que los gobiernos -sean del color que sean- han hecho todo lo posible para que se mantengan totalmente impunes. Pretensión de impunidad que domina totalmente el anteproyecto de ley del Gobierno de coalición que van a enviar a Cortes en plenas vacaciones de verano.

Para la aprobación de dicha ley de olvido e impunidad, el Gobierno, además de contar con Unidas Podemos, con quienes comparte proyecto de gobierno, necesita del apoyo de otras fuerzas políticas, como es el caso de ERC y Bildu. Portavoces de ambas formaciones han manifestado que no aprobarán dicha ley “tal como está”, en tanto que la nueva Ley de Memoria sigue negando la justicia para todas las víctimas, debido a la aplicación de la Ley de Amnistía y la prescripción penal para los crímenes del franquismo. Entienden que la redacción actual de la norma “se queda corta, ya que su búsqueda de la verdad sigue siendo parcial, interesada, excluyente y no inclusiva, por la vigencia de la Ley de Secretos Oficiales franquista. Para el portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, en la ley que se pretende aprobar por parte del Gobierno “falta el reconocimiento de que el régimen y las sentencias fueron ilegales, y que esto comporta una anulación efectiva de lo que dictaminaron los tribunales”, así como la necesaria derogación de la Ley de Amnistía que “equipara asesinos franquistas con víctimas republicanas”. Rufián ha dado en el clavo: lo que se pretende con la Ley de Memoria de Sánchez no es sino la continuidad de la legalidad del franquismo y de sus crímenes.

La represión, los pactos contra natura izquierda-derecha desde los Pactos de la Moncloa y el olvido oficial de los hechos principales, ha impedido que la mayoría social conozca nuestra historia más reciente y, en particular, lo acaecido en la guerra y revolución española que acaba en forma de contrarrevolución fascista después de tres años de guerra civil.

 Sirva como ejemplo una de las principales masacres cometidas en la guerra, que fue ejecutada en la carreta de Málaga a Almería a primeros de febrero de 1937, y comenzó con la llegada a la provincia de Málaga de las tropas nacionales de Queipo de Llano.

 Miles y miles de personas, la mayoría formada por civiles, mujeres, niños y ancianos…, salieron huyendo de Málaga y de los pueblos cercanos a la llegada de las tropas, temerosos de las matanzas y saqueos que venían haciendo éstas, y abarrotaron durante varios días en su huida la carretera, de unos 200 Kilómetros, que discurre próxima al mar.

El golpe militar del 18 de julio de 1936 había sido derrotado en Málaga, así como en la inmensa mayoría de las grandes ciudades y núcleos importantes de población. Piquetes obreros convertidos en milicias armadas -con las pocas armas que consiguieron asaltando los cuartes y comisarías- se hicieron con el control de la ciudad. A mediados del mes de enero el general Queipo de Llano estableció un operativo para invadir con su ejército de ocupación la provincia de Málaga, entrando por Marbella, Alhama y cercanías. El miedo a los crímenes masivos, las violaciones y saqueos, que las tropas fascistas cometían en todas partes donde llegaban, provocó la salida masiva de población civil hacia Málaga, la llamada “Desbandá”. Las tropas franquistas estaban formadas fundamentalmente por unidades coloniales, reforzadas en tierra por nueve batallones de camisas negras italianos, compuestos por unos 10.000 hombres bien armados. Acorazados italianos, alemanes y aviones de bombardeo combinaban la agresión…

El ataque a la ciudad de Málaga comienza el 6 de febrero de 1937 y es ocupada de forma definitiva el día 8. Desde el primer día, los responsables de resistir llaman a la población desarmada a evacuar la ciudad en medio del pánico consiguiente. La riada de civiles revueltos con milicianos (que abandonan sus posiciones defensivas ante la desidia de sus jefes) inundaron la citada carretera que une las dos ciudades andaluzas durante varios días. A falta de datos fiables, ya que siempre se ha ocultado la verdad, decenas de miles de personas -que pueden ser más de 200.000- se lanzaron a la precipitada huida (el mismo Quiepo de Llano hablaba de 250.000 personas). La caravana interminable de refugiados fue atacada por tierra, mar y aire, por tropas alemanas, italianas y franquistas. ¡Ninguno de ellas ha pagado por sus crímenes!

La llegada de los fascistas a Málaga supuso una auténtica orgía de sangre, calculándose en 8.000 las personas que fueron fusiladas y amontonadas en fosas comunes. Solo en el cementerio de San Rafael de la ciudad se han contabilizado con nombre y apellidos 6.100 personas en fosas comunes. El número de asesinados y heridos en la carretera ha sido hasta ahora imposible de calcular en la medida en que a ningún gobierno, ni de la dictadura, ni de la monarquía, le ha interesado investigar acerca de los crímenes cometidos en la que, desde entonces, se la conoce como la “carretera de la muerte”. Muchos cuerpos de víctimas mortales fueron arrojados al mar y otros se encuentran aún sin descubrir en multitud de improvisadas fosas comunes.

La “Desbandá” constituye uno de los peores y más masivos crímenes de guerra de las tropas franquistas, italianas y alemanas contra la población civil; crímenes de lesa humanidad perpetrados entre los días 7 y el 12 de febrero de 1937. Crímenes similares se cometieron con gran intensidad por toda la geografía hispana, debiendo destacar los bombardeos contra la población civil de Madrid, Barcelona, Alicante, Jaén, Guernica…

El 18 de julio no evoca otra cosa que la represión criminal, como la “Desbandá”, los bombardeos de las grandes ciudades y pueblos resistentes (simbolizado en el Guernica de Picasso). Los fusilamientos al amanecer en las tapias de los cementerios de toda la geografía, el exilio, la cárcel, la tortura y muerte para cientos de miles de españoles. Por ello, la única condena valida del 18 de julio y del franquismo es su ilegalización como régimen criminal. Ningún gobierno que se reclame democrático puede basar su gobierno en la defensa de la impunidad del franquismo, en la impunidad de ayer y de hoy.

A todos los diputados que se reclamen de los derechos de los trabajadores y pueblos les llamamos a que se opongan con todas sus fuerzas a la ley de impunidad de la Memoria del Gobierno, a fin de impedir su aprobación tal como esta planteada: Que la mayoría en Cortes rompa sus ataduras con el franquismo y condene de verdad el franquismo con su ilegalización, así como de sus leyes, sentencias y condenas…

La barbarie franquista no puede quedar impune con una nueva “ley de punto y final”. Los consensos para gobernar en beneficio de los grandes capitalistas del Ibex 35 y los señores de Bruselas se basan en la impunidad como política totalmente contraria a la democracia y a la justicia más elemental. ¡No hay Memoria Histórica sin ilegalización del franquismo, ni Memoria Democrática sin Verdad, Justicia y Reparación!

  • July 15, 2021, 5:44 p.m.

Post relacionados

En noticias

semanario 90

Dec. 4, 2018, 11:19 a.m.

En comunicados-y-llamamientos-del-partido

DECLARACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN REAL EN EXTREMADURA Y EL MEDIO RURAL

Jan. 30, 2020, 8:42 a.m.